Foto: Noticias24

Los trabajadores formales aún no cobran el recién aumentado bono de alimentación, cuando reciben la noticia de que éste, apenas le alcanzará para comprar un kilo de queso, cuyo precio registró un aumento del 75%.

queso
Foto: Noticias24

El kilo de queso semiduro, el más barato del mercado, llegó a 840 mil bolívares, 75 mil bolívares menos que el pago de cestatiquet que el presidente Nicolás Maduro aumentó a 915 mil bolívares a partir de marzo, cuya primera cancelación se espera para los primeros días de abril.

Es decir, con el salario mínimo mensual, decretado en 392.646 bolívares, no se compra ni siquiera medio kilo del lácteo, uno de los principales alimentos en la mesa de los venezolanos.

Por su parte, el queso pausterizado es el más económico, en 800 mil bolívares. Las variedades de palmita están entre 840 mil y 860 mil bolívares. Mientras que los que pasan del millón, son el parmesano (1.800.000 bolívares) y pecorino (1.500.000 bolívares).

Cabe destacar, que estos precios aumentan en panaderías y bodegas. En dichos comercios el pasteurizado se vende hasta en 950 mil bolívares.

Ante estas cifras exorbitantes, las amas de casa tendrán que buscar otras alternativas para acompañar las comidas, ya sea con verduras o huevos que se registran en 600 mil bolívares. 240 mil menos que el kilo de queso.

Con información de La Verdad


«Si quieres recibir esta y otras noticias en tu celular, descarga nuestra aplicación de Telegram al ingresar a este link https://t.me/noticias24carabobo y dale clic a +unirme.