Lago de Valencia arrasó con 5 mil 500 hectáreas en los últimos dos años (+fotos)

Foto: NP

(Valencia, 11 de OCTUBRE. Nota de Prensa) El legislador Germán Benedetti, miembro de la bancada de Proyecto Venezuela ante el Consejo Legislativo del Estado Carabobo (CLEC), aseguró que durante los últimos dos años, el Lago de Valencia arrasó con más de 5 mil 500 hectáreas de tierras de cultivos, en los estados Aragua y Carabobo.

“Es importante que la sociedad entienda que esta problemática tiene que ver con un grave error del Gobierno Nacional de confiscar 25 mil hectáreas de caña de azúcar y cambur”, explicó el parlamentario.

Señaló Benedetti que los sembradíos contribuyen a que el nivel del lago se mantenga estable, ya que a través de los sistemas de riego pueden extraer del cuerpo de agua hasta 9000 litros por segundo por cada 10000 hectáreas.

El parlamentario informó que en el año 2011, el mismo vicepresidente de la República, Elías Jaua, se reunió con los cañicultores de Aragua y Carabobo, para acordar varias acciones con la finalidad de restablecer las extensiones que fueron confiscadas por el Ejecutivo Nacional.

Precisó que el cinco de marzo de este año se firmó un acuerdo, donde los productores exigieron que se haga un decreto presidencial para reactivar esas tierras y este se suscribió el pasado 13 marzo del año en curso.

Benedetti lamentó que de todos los puntos que se trataron en este decreto, el único que no se ha cumplido es el financiamiento a los productores, que se calcula sea entre 10000 a 15000 bolívares por hectárea para su cultivo; y otros 57 millones para la adquisición de maquinaria y otros equipos necesarios.

Finalmente, el diputado por Proyecto Venezuela recordó que las fallas eléctricas también inciden en el crecimiento del nivel del lago, puesto que los sistemas de trasvase instalados en la planta de Tratamiento Los Guayos y Taiguaiguay, en Aragua, trabajan a 40% de su capacidad total.

Productores en aprietos

Ante la pérdida de más de 5 mil 500 hectáreas de tierras de cultivos, debido al crecimiento desmedido del nivel del Lago de Valencia, los productores se han visto en la necesidad de rentar terrenos vecinos que aún no son alcanzados por las aguas, para continuar sembrando los distintos rubros que consumen los venezolanos.

Nelson José Escorchi, encargado de la hacienda Montecristo, ubicada en las inmediaciones del barrio Alicia Pietri de Caldera en el municipio Los Guayos, indicó que de 40 hectáreas (Ha) que tenían disponibles, actualmente sólo quedan tres. “Ya no sabemos qué hacer con el lago, lo tenemos ahí casi que en los pies”, dijo.

Indicó que anteriormente se cultivaba caña de azúcar, pero la humedad del terreno los obligó a cambiar de rubro y ahora siembran cebolla y pimentón.

Foto: NP

Foto: NP

Foto: NP