Estos son los desafíos de la oposición tras la derrota del 7-O

Foto: AP

(Valencia, 8 de octubre. Noticias24 Carabobo) Por primera vez en Venezuela, un líder opositor reunió el apoyo de casi la mitad de los votos. Capriles y la MUD deberán seguir unidos para buscar revancha en los regionales de diciembre.

Los comicios fueron de los más concurridos de la historia venezolana, según el Consejo Nacional Electoral (CNE). La participación superó el 80% y en parte fue mérito de la oposición por llevar a Henrique Capriles, un candidato que despertó simpatía en sectores que antes optaban por el chavismo.

Por ello, la oposición, que en las presidenciales de 2006 fue barrida por 25 puntos por el presidente Hugo Chávez, dio un salto incuestionable seis años después, de la mano del joven ex gobernador.

“Hay una oposición más consolidada, con un liderazgo claro y con muchas opciones para el futuro”, dijo a la AFP el presidente de la firma Datanálisis, Luis Vicente León. “No estoy minimizando, Chávez ganó sin duda, es un monstruo de la política, pero no es la misma elección que en 2006. Ahora tiene un líder en la oposición que puede capitalizar la unidad”, señaló.

La MUD tendrá que asimilar rápido la derrota para mantener sus espacios en las próximas elecciones regionales del 16 de diciembre. Sus líderes lo saben y por eso ya han llamado a sus simpatizantes a superar la angustia para seguir trabajando.

“Son más de 6 millones, casi la mitad del país, que me ayudaron a construir un camino, voy a seguir trabajando y no están solos, somos millones”, escribió Capriles en su Twitter. “Sé que hoy mucha gente siente tristeza, pero debemos levantarnos, seguir creyendo que hay un mejor país que podemos tener y lo tendremos”, agregó.

Para las elecciones regionales, la MUD ya había acordado impulsar candidaturas unitarias en las regiones, aunque falta ver la solidez de los acuerdos tras el fracaso de este domingo. La perspectiva no parece alentadora, ya que Chávez ganó en 22 de los 24 estados.

“Si la oposición se mantiene movilizada y sale a la calle a dar la lucha, podrá mantener sus espacios, pero si decide quedarse en la casa, desanimada, pasará al limbo”, señaló el analista Oscar Ronderos a DPA.

La experiencia unitaria de la MUD resultó exitosa, aunque no suficiente, pues fue a la elección con un símbolo propio que aportó más de 2,12 millones de votos para Capriles.

El partido Primero Justicia, de Capriles, se convirtió en el principal grupo de oposición con 1,7 millones de votos, seguido por un Un Nuevo Tiempo, que sumó 1,17 millones.

En diciembre, la oposición debe defender al menos seis de las grandes gobernaciones regionales, incluyendo Miranda, Zulia, Táchira y Nueva Esparta, además de las de Lara y Monagas, cuyos gobernadores actuales son disidentes del movimiento de Chávez.

Con información de Infobae