Continúa búsqueda de 30 personas que se encontraban en lancha siniestrada en Curazao

Autoridades de Curazao practican allanamientos para localizar a venezolanos que viajaron con las cuatro personas que perdieron la vida el pasado 10 de enero, cuando se trasladaban en una lancha desde San José de la Costa del estado Falcón hasta la mencionada isla.

Foto: El Universal

Como se recordará entre las víctimas del naufragio se encuentran los hermanos Joselyn Sánchez Piña, de 24 años, y Danny José Sánchez Piña, de 33; Oliver Cuahoromett Valásquez, de 33, compadre de los hermanos, y la adolescente de 17 años Janaury Guadalupe Jiménez, cuyos cadáveres llegaron hasta la orilla de una playa en Koraal Tabak por autoridades de la isla caribeña.

En ese momento detuvieron a dos venezolanos quienes se encontraban mojados y en actitud sospechosa, mientras efectuaban labores de patrullaje. Hasta el momento se desconoce si estas personas sobrevivientes del naufragio, hecho que los ciudadanos negaron. Sin embargo, ambas personas se encuentran bajo investigación.

El representante de la policía de Curazao, Reginald Huggins, informó sobre el hallazgo de los cuerpos y la captura de los dos venezolanos, además de haber conseguido la lancha destrozada a orillas de la playa muy cerca de los fallecidos. Hasta la tarde de este jueves, se conoció que se estaban practicando varios allanamientos en sectores de Curazao para tratar de capturar a los venezolanos ilegales y así determinar lo que realmente ocurrió con la embarcación.

Mientras que en Venezuela, se conoció que en el accidente que se produjo en la mañana de este miércoles, las 34 personas que decidieron viajar, cancelaron 100 dólares por el puesto en la lancha que se encontraba justo en una zona poco patrullada por los agentes de migración.

Las autoridades venezolanas habían sido alertadas del accidente por parte de los representantes de Curazao y familiares de las víctimas. Lo que provocó que se desplegara una comisión de la Guardia Nacional Bolivariana para efectuar labores de rastreo en alta mar, de forma conjunta con una comisión antillana.

En ese momento, trascendió que se habían recuperado los cuatro fallecidos, mientras que el resto de la tripulación continúa desaparecida, ya que no se pueden dar por muertos debido a que los cuerpos no han sido hallados. Por lo que se presume que los sobrevivientes pisaron tierra y se escondieron de la policía local para no ser deportados.

Por su parte, habitantes de la Vela de Coro informaron que uno de los pescadores se salvó, puesto a que se había comunicado con una tía que vive en Curazao para decirle que logró salvar su vida, pero no la de su prima porque ella no sabía nadar bien. Prefirió esconderse para no ser capturado.

Esta migración ilegal es diaria, al menos una lancha zarpa por día para cada isla caribeña con más de 30 venezolanos que se han convertido en los nuevos balseros del continente. Por el momento, las familias esperan las gestiones que hacen las autoridades consulares de cada país y el Ministerio de Interior y Justicia venezolano para repatriar, lo más pronto posible, Los cuatro cadáveres de sus parientes y así darles cristiana sepultura.

Con información de El Universal


Si quieres recibir esta y otras noticias en tu celular, descarga nuestra aplicación de Telegram al ingresar a este link https://t.me/noticias24carabobo y dale clic a +unirme.