Conozca la economía que enfrentará Chávez en el periodo 2013-2019

Foto: Infobae

(Valencia, 8 de octubre. Noticias24 Carabobo) Una inflación del 25%, control cambiario y la dependencia petrolera son preocupaciones recurrentes en Venezuela. En qué áreas deberá trabajar el próximo Gobierno.

Con un 54,42% de los votos, Hugo Chávez fue reelecto como presidente de los venezolanos, lo que representa su cuarto mandato y unos 20 años en el poder. Desde el poder político, el mandatario bolivariano deberá enfrentar hacia 2019 una serie de desafíos que generan distorsiones en el día a día de la economía nacional:

Inflación: la suba de precios se estima de un 25% para 2012, una de las más altas del ranking mundial. La inflación aumenta de forma sostenida desde 2005, pues desde ese momento se permitió el financiamiento monetario del déficit fiscal. Y estas cifras hacen enojar al presidente Hugo Chávez. El matutino Ultimas Noticias publicó que la suba fue del 1,1% agosto, cuando el mandatario había dicho que bajó a la mitad respecto de 2011.

La inflación en Venezuela genera distorsiones en la economía, mientras existe un fuerte control de precios aprobado por ley en 2011. El control hace foco en cinco sectores: alimentos, higiene personal y del hogar, repuestos de vehículos, medicamentos y servicios.

“Las empresas deben entregar balances y existe una superintendencia de empresas que regula la actividad. Todos los precios están controlados”, aseguró el economista Miguel Octavio, en una entrevista con Infobae América. Así, Venezuela importa la mayoría de bienes que consume y es corriente la escasez de productos básicos, como la leche.

Control cambiario: el Estado venezolano implementa un estricto control cambiario desde 2003, que limita el acceso a divisas y mantiene el dólar en el equivalente a 4,30 bolívares, precio que en el ilegal mercado paralelo es de más del doble.

“Si quiero ir de viaje, me dan una cantidad de dólares para usar con una tarjeta de crédito y un poco de efectivo. Pero si voy a hacer un segundo viaje o me voy por mucho tiempo, necesito ir a un mercado paralelo”, detalló Robert Bottome, director de VenEconomía, en diálogo con Infoabe América desde Caracas.

Dependencia petrolera: El barril de petróleo pasó de US$ 19 en 1999 a US$ 105 en 2012, lo que permite financiar gastos crecientes y la dependencia es muy alta, pues representa el 95% de todo lo que exporta el país.

“Yo lleno el tanque de una camioneta con un dólar”, aseguró Octavio. Los fuertes ingresos petroleros le permitieron al Gobierno satisfacer al mercado interno con precios económicos. Además, el economista Pedro Palma acusó al Gobierno de Chávez de realizar un “saqueo dramático” de PDVSA. “Las misiones, la compra de empresas, estatizaciones, ha sido pagada con dinero de la empresa”, dijo a Infobae América. Como el dinero de la empresa estatal ha asumido nuevos fines, la falta de inversión es uno de los desafíos par Chávez en los próximos seis años.

Incertidumbre empresarial: como suele suceder en los períodos electorales, muchas compañías suspendieron sus inversiones para realizarlas después de las presidenciales. Pero más allá de este hecho coyuntural, son las expropiaciones que llevó a cabo el Gobierno las que marcaron un clima de incertidumbre.

Según el informe de Fedecámaras, cerraron 170.000 empresas de las 617.000 existentes en los últimos 10 años de Chávez en el poder, y que en ese período fueron expropiadas otras 2.300 compañías. Para el presidente de la Federación de Comercio y Producción en Venezuela, Jorge Botti, no se requiere de “un entorno político perfecto” sino sólo algunas “modificaciones mínimas”, tales como acabar con las expropiaciones que impulsa el Gobierno, que tildó de inconstitucionales.