¡Más allá de una jugada! Conoce la historia del árbitro Carlos Pamphil

Día tras día, Carlos Pamphil, de 58 años de edad, ha dispuesto su vida entera al arbitraje y enseñanza del baloncesto venezolano.

Humilde, constante y soñador, el licenciado en educación física, entrenador, árbitro con experiencia en la FIBA – Liga Especial de Venezuela (lo que ahora se conoce como la LPB) y formador de nuevos talentos, son algunas de las características que describen como persona y profesional a Carlos Pamphil.

Su carrera en los tabloncillos comenzó en 1980, cuando recibió la oportunidad de arbitrar encuentros en la Liga Especial. A medida que transcurrió el tiempo, fue adaptando sus conocimientos con la experiencia adquirida, mediante la transición que vivió la liga en 1990, donde comenzó su andar en la actual Liga Profesional de Baloncesto (LPB).

El mandamás en las canchas de baloncesto, puede darse el lujo de ser reconocido como el único arbitro profesional en Venezuela que condujo un encuentro individualmente, en la Liga Especial, sin apoyo de ningún otro juez, lo que significó y significa una de las hazañas más difíciles para algún colegiado del deporte tanto nacional como internacionalmente.

En el transcurso de sus años como referi, Pamphil se preguntaba ¿por qué en el país no existía una academia que formara árbitros?, lo cuál lo inspiró en el aprendizaje del baloncesto y lo motivó para enseñar a las nuevas generaciones que incursionaban en el deporte.

Carlos Pamphil
Foto: Noticias24 Carabobo

Con amplia experiencia internacional, tuvo la brillante idea al culminar su carrera profesional y de fundar la escuela de árbitros y jueces de mesa conocidos como los “Pamphil´s Men”, los cuales son dirigidos personalmente por el profesor, bajo las más actuales normativas nacionales e internacionales del baloncesto, prestando sus servicios en gran cantidad de torneos regionales y nacionales en nuestro país.

Una escuela, que hace vida en los torneos del Complejo Deportivo y Cultural Don Bosco en Naguanagua, donde poseen la ardua tarea de apoyar las diferentes ligas de baloncesto que organiza Libanagua y las demás instituciones del estado Carabobo.

Para el árbitro, el mejor premio que le ha dado este deporte, no ha sido ninguna ganancia económica o cultural, sencillamente ser el fundador de la escuela para árbitros, le ilusiona y lo llena cuando es reconocido por las personas en su día a día.

Pamphil ser humano

No hay duda alguna para todos los que comparten con él acerca de su conocimiento del deporte, pero lo que muy pocos se preguntan al ver un árbitro es, ¿cómo es su vida diaria? ¿sus dificultades? ¿si tendrá familia? Aunque sea, si es feliz con el papel que realiza cada vez que se encuentra en una cancha o tabloncillo de baloncesto.

Carlos Pamphil, dio a conocer, las grandes directrices que manejan su vida. Su crecimiento personal y sus hijos son la razón más importante de este emblemático maestro. Desde que comienza hasta que termina el día, este ser humano que respira baloncesto, pule sus defectos hasta convertirlos en virtudes, ante los ojos de todos sus jóvenes alumnos y los competidores del deporte que dirige.

Carlos Pamphil
Foto: Noticias24 Carabobo

Dejar un lado sus problemas, las situaciones que le generan dolor, las circunstancias difíciles que todo ser humano vive al modificarlas en una sonrisa sencilla, es lo que hace especial a este personaje.

La presencia de esta figura del baloncesto, disfruta los fines de semana con su familia, al ser llamados en sus palabras “los días más bonitos de la semana”, por los que afirmó, sentirse privilegiado de poder mezclar sus dos amores, el baloncesto y su familia.

Árbitro para toda la vida

Carlos Pamphil
Foto: Noticias24 Carabobo

Una carrera profesional que por motivos de reglamentos internacionales de la FIBA se recortó más de lo que él mismo esperaba. Pamphil aun mantiene la intención de algún día, ¿por qué no? , dirigir otra vez a escala profesional este deporte que por más de 35 años ha participado.

En planes futuros, el ex-árbitro de la LPB, tiene intenciones de viajar a los Estados Unidos, para extraer la mayor cantidad de conocimientos necesarios y ser impartidos, en la escuela de árbitros y jueces del baloncesto, que hace vida en el estado Carabobo.

Carlos Pamphil
Foto: Noticias24 Carabobo

Indudablemente, Carlos Pamphil, poseedor de una de las carreras arbitrales más distinguidas de Venezuela y Sudamérica, quedará grabado para siempre, como un Protagonista Noticias24 Carabobo.

Redacción: Miguel Echevarreneta / Noticias24 Carabobo

Comenta esta noticia vía Facebook